Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

La importancia de la comunicación en el liderazgo empresarial

Como líder es importante que tus habilidades de comunicación se continúen afilando. Recuerdo que una amiga me contó, con preocupación, que a ella le gustaba la empresa donde trabajaba, pero no lograba mantenerse motivada porque para su líder todo lo que ella hacía estaba mal, así lograran el objetivo y los resultados esperados.

Ella estaba totalmente confundida. No sabía si hacía un buen trabajo o si por el contrario, había descontento en los líderes. Comenzó a retraerse un poco, a sentir miedo, se cerró… era incapaz de comunicar a su jefe o a sus compañeros cualquier cosa y comenzó a cometer errores. 

En vista de esto, otro líder, vino a ella para hablarle y entender qué estaba pasando. Ella no pudo aguantar más y comenzó a contarle que se sentía confundida con el trato de su líder, ella daba lo mejor de sí, cumplía con objetivos, metas, resultados esperados, pero aún así el líder parecía no estar satisfecho. Ella podía entender que le exigieran más para buscar siempre la excelencia, pero que había llegado al punto de no entender qué pasaba y por eso trabajaba con miedo. 

Este líder, sorprendido, le confirmó que su trabajo era muy valioso para la empresa y que tanto ella como lo que estaba haciendo siempre habían sobresalido -hasta que comenzó a fallar-, que sus compañeros estaban a gusto con ella, se trabajaba en equipo, con un buen ambiente, que nunca se había recibido una queja de ella.

Ella inmediatamente sonrió y la confianza volvió. ¿Qué crees que pasó? Te lo digo, la capacidad que tienen los líderes en motivar a una persona determina la forma en que van a hacer sus labores.

Por eso, quiero animarte a que como líder desarrolles tus habilidades de comunicación dentro de una empresa y seas de esos que motiva e inspira a los colaboradores y no de los que los confunden y desaniman.

¿Cómo logramos esto? Con una comunicación adecuada:

  • Claridad en la dirección. Ante todo, asegúrate de que hayas comunicado con claridad la misión, visión y metas de la empresa de manera que todos los colaboradores comprendan y compartan una visión común. Así evitas confusiones y malentendidos, lo que facilita que todos trabajen hacia los mismos objetivos.
  • Reconoce sus logros y fallas. No solo es importante señalar los errores y las oportunidades de mejora y crecimiento, pero también cuando acertaron y lo hicieron bien. Una palmada en la espalda siempre motiva.
  • Escoge bien tus palabras. Lo que digas puede levantar o destruir a una persona. Tu trabajo como líder siempre será inspirar, motivar, levantar. Así que escoge bien las palabras, no importa si debes llamar su atención con una corrección, pero eso no significa que lo hagas sentir como que no es valioso para tu equipo.