Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Categorías
Comunicaciones

La barrera más grande de la comunicación es…

Desde que estudiamos en el colegio nos hablan de la comunicación, sus elementos y las barreras. Y cuando de barreras se trata se desencadenan varios tipos y entre ellos hay muchos ejemplos.

Se habla de barreras físicas, culturales, semánticas, fisiológicas, psicológicas y administrativas, y toda esa información es válida e importante de conocer. Pero cuando nos vamos a la práctica, al día día, al trabajo en equipo hay una barrera que destaca… No escuchar.

Dicen por allí que la base de las relaciones es la comunicación y para eso es necesario saber escuchar, lo que implica también aprender a estar en silencio.

¿Te ha pasado que alguien está hablando contigo y tu mente está en otro lugar y al final cuando te preguntan algo o esperan de ti una respuesta no sabes qué decir? Pues le pasa a muchas personas, pero no te preocupes, se puede aprender cómo vencerlo.

Aquí te regalo unos tips para aprender a escuchar:

  1. No juzgues a la persona que te habla. Cuando juzgamos queremos rápidamente hacerlos cambiar de parecer e interrumpir su participación.
  2. No interrumpas. Permite que la otra persona termine de hablar, espera tu momento para participar.
  3. Mantén el hilo de la conversación. Una manera efectiva de hacer esto es haciendo preguntas acerca del mismo tema, eso los mantendrá interesados a todos y fluirá la conversación.
  4. Concéntrate. Pon todo de ti para que tu mente no vuele mientras te hablan, trata de eliminar cualquier distracción: apagar el celular o ubicarlo en un lugar lejos de ti, apagar el tv y hasta cerrar alguna ventana si escuchas mucho ruido que viene del exterior.
  5. Haz contacto visual. Mira a quien te habla directamente a los ojos, de esta forma entenderá que estás comprometido con lo que te está diciendo y sabe que puede esperar una respuesta tuya. 
  6. Asiente con tu cabeza. Esto los mantendrá a ambos concentrados y a sabiendas de que están en sintonía con la conversación.
  7. No cortes la inspiración de la otra persona. Ya habrá un tiempo para que tú participes, muchas intervenciones terminan naturalmente y es allí donde la otra persona comienza a hablar.
  8. Reformula las preguntas. Si te explicaron algo y no entendiste, busca la forma de volver a preguntar pero con un enfoque diferente que te permita entender lo que no pudiste con la primera explicación.
  9. Mantente atento al lenguaje corporal. Esto ayuda en ambo sentidos, a entender al que está hablando, pero también ayudará a dejar ver si como receptor estás interesado en la conversación.
  10. Entiende los objetivos o la intención. Saber por qué se lleva a cabo esta comunicación te ayudará a mantenerte atento en todo el proceso, qué objetivos se quieren lograr con ella, de esta manera podremos identificar las necesidades de quien nos habla.

Barreras de la comunicación

Te doy un consejo más: saber o aprender a escuchar es una virtud que te ayudará con tus relaciones personales o profesionales.