Categorías
Comunicaciones

Te cuento una historia

Desde que somos pequeños nos cuentan historias. En las noches antes de dormir, en reuniones con amigos, en fiestas, viendo películas… en fin, hemos sido receptores de historias toda la vida. Y hoy, el contar una historia se ha convertido en una de las maneras de comunicar, lo conocemos como Storytelling.

Los creadores de contenido están adoptando un enfoque más efectivo al comunicar sus ideas y mensajes, buscando conectar emocionalmente con su audiencia y transformar sus vidas. Estos profesionales son conocidos como “profesionales de la emoción” debido al gran impacto emocional que genera su contenido en las personas. Este enfoque es altamente valorado en la construcción de relaciones entre valores y marcas.

¿Cuál es su objetivo?

El objetivo es conectar emocionalmente con el público a través de historias para transmitir un mensaje de forma efectiva. El público se identifica fácilmente con historias relacionadas a su vida, que les representen actos de superación, que presenten desafíos y perseverancia, y que estén bien contadas. Es la forma idónea para que el mensaje sea captado.

El storytelling funciona en dos planos:

  • Racional, que apunta a los procesos lógicos de las personas.
  • Instintivo, que abarca lo emocional del ser humano.

Aspectos a tener en cuenta antes de crear tu storytelling

  1. ¿Qué quieres contar? Define el tema de la historia con la que quieres conectar con los usuarios. Una recomendación es contar tus vivencias, estas siempre te ayudan con el engagement.
  2. ¿Cual es tu objetivo? Busca el momento adecuado para la historia que quieres contar, eso te ayudará a dejar huella en la audiencia porque tiene un propósito, un objetivo.
  3. ¿Quién interviene? Si le pones nombre y apellido, la historia será más atrayente a si lo haces desde el anonimato. Quien te vea, lea o escuche se va a sentir identificado con más facilidad.
  4. ¿A quién te vas a dirigir? Decide quién es tu público, mira cómo se comportan tus clientes en redes sociales.
  5. Fases de la historia. Mantén un hilo conductor en tu historia con una estructura definida. Cuenta tu cuento: presentación del relato y los personajes, introduce hechos, el momento cúspide o punto fuerte de la historia, resolución de las acciones secundarias y conclusión de la acción principal, moraleja y fin.

Ya sabes, cuenta una historia, así como yo te acabo de contar la mía.

Categorías
Comunicaciones

La comunicación de un líder

Muchos coinciden en que los líderes deben tener habilidades para la comunicación, especialmente si constantemente están teniendo algún tipo de aparición en público o continuas conferencias y juntas.

En una oportunidad un líder de una empresa se acercó a mí para pedirme que le ayudara a comunicarse mejor. Y en el momento pensé: pero él tiene muchos años siendo líder y es alguien a quien todos aman.

Y eso era cierto, tenía años hablando en público, pero ciertamente yo no lo había escuchado. Y esta persona, en ese momento, estaba demostrando otras de las cualidades de un líder, la humildad. Humildad de aceptar que a pesar de sus años aún carecía de algunas técnicas para comunicarse correctamente ante un público.

Y sí, quien quiera ser un buen líder debe manejar algunas técnicas que le ayuden a comunicarse con su audiencia.

Así que mira estos consejos para que un líder pueda comunicarse mejor

1. Conoce a tu audiencia

Comprender quién es tu oyente, sus características, es vital para preparar el mensaje. Usa esto en tu beneficio, aprovechando de usar un lenguaje apropiado para tu audiencia. Si son académicos respecto a un tema en particular, siéntete libre de usar algún termino técnico. Si por el contrario, tu audiencia es variada o son jóvenes estudiantes, usar un vocabulario técnico puede crearte una barrera.

2. Interactúa con los oyentes

Esto no se refiere únicamente a un espacio de preguntas y respuestas, sino alguna simple técnica que los haga entender que sabes que están allí, como el contacto visual. Esto no solo genera conexión, sino empatía y engagement con los oyentes.

Tu contacto visual puede hacerse de manera correcta, sin mirar demasiado tiempo a una misma persona o a un solo lado del lugar. Recorre a toda tu audiencia con la mirada, ellos quieren sentirse dignos de tu atención. 

3. Utiliza recursos audiovisuales

Los recursos audiovisuales siempre son agradables y ayudan mucho en cuanto a lo que se quiere comunicar. La producción de videos, gráficos, audios e imágenes puede servir como soporte para estructurar la idea que el orador quiere transmitir. El uso de estos elementos ayudan al orador con su mensaje y le da seguridad. Pero, el material es de apoyo, no está allí para leerlo por completo en público, eso te restaría credibilidad.

4. Maneja tus vicios de lenguaje

Tú mejor que nadie conoces cuáles son los vicios y muletillas que utilizas al hablar. Ellos, aunque creas que te ayudan a llenar pausas incómodas, la verdad es que no benefician tu oratoria para nada. Lo bueno es que se puede corregir con entrenamiento y práctica. En la medida en que domines tu tema, los vicios van desapareciendo y al mismo tiempo, está bien que los reemplaces con silencio.

5. Da la bienvenida al storytelling

Involucra a tu audiencia en el tema que abordas. Esto permitirá una conexión mayor con el público y la manera de contar tu historia los ayudará a asimilar y decorar el discurso. Prepara tu texto, un escenario que refleje los dolores y preocupaciones de los oyentes, para luego dar paso a los problemas y sus soluciones.  

Categorías
Comunicaciones

No tiene que ser perfecto para empezar

Es importante tomar esa motivación o impulso para dar ese primer paso y hacer lo que queremos hacer. Si estás pensando en emprender o quieres trabajar en la comunicación de tu marca, aprovecha esa primera emoción y arranca.

Un amigo me comentaba que tenía varios años intentando arrancar con su emprendimiento, pero como él veía que le faltaba siempre algo, no comenzaba y por eso se sentía frustrado con ganas de abandonar su sueño.

Creo que algunos nacimos en una generación, donde nuestros padres nos inculcaban ser perfeccionistas, pero hoy en día las cosas han cambiado. Ya no seguimos tanto esa filosofía de perfección, sino una de ejecución.

¿Qué es lo mínimo que necesitas para comenzar?

Eso que sabes que te funciona para comenzar, úsalo y comienza, no esperes a que todo esté perfecto porque posiblemente nunca lo estará. Todo va cambiando, las personas cambian, las épocas también, la tecnología avanza y el mundo sigue girando. Por eso no debes esperar por la perfección. Camina y en el proceso te darás cuenta que es mejor comenzar e ir trabajando a esperar y no concretar nada.

Esto no quiere decir que no debas pensar, analizar, hacer un plan, crear una estrategia y pensar bien las cosas. Lo que quiero decir es que no uses eso para retrasar lo que ya pudiera estar caminando solo.

Mira estos tips para dejar de lado la perfección y arrancar:

  • No pienses mucho en el qué dirán. Si bien es cierto que en un inicio necesitamos el reconocimiento de las personas y buscar exposición, no deberías dejarte frenar por los comentarios de otros. El que no camina en tus zapatos, difícilmente podrá ver lo que tú ves.
  • Busca el consejo de quienes tienen experiencia. Un buen consejo en el momento oportuno puede ahorrarte mucho tiempo y dinero, pero debemos saber a quién pedírselo. Busca la percepción de otro emprendedor, empresarios, mentores y hasta de tu pareja, quien siempre te dirá la verdad.
  • No dejes que el miedo te neutralice. Aunque todo lo nuevo genera cierto nivel de miedo, no permitas que este te frene a tal punto que nunca arranques. Evalúa los riesgos, crea un plan de respuesta ante posibles escenarios y lánzate al agua.
  • Cuida tu comunicación. Es importante cuidar lo que dices y quieres transmitir. Contrata una agencia que pueda ayudarte con esto para que encuentre tu voz y te ayude a proyectarla.
  • No pienses demasiado. Cuando ya hayas evaluado todo, decide dar el primer paso. Atrévete y ve ajustando en el camino lo que no te funciona. Poco a poco te sentirás más cómodo y podrás ver que no importa tanto la perfección sino empezar.
Categorías
Comunicaciones

¿Eres influencer o emprendedor?

El término influencer está en boca de muchos. Vemos cómo muchas personas han aprovechado las redes sociales para ser de influencia delante de otros que buscan a quién ‘seguir’.

En cuanto a comunicación se refiere, las personas deben definir quiénes son, antes de comenzar a comunicar en redes. Por ejemplo: si eres un emprendedor, debes comunicar tu producto o servicio de cierta forma en las redes para que todos capten tu mensaje y puedas lograr ese alcance -y una eventual conversión- que deseas.

Pero parece que todos quieren ser influencers a la hora de comunicar. No debe ser así, hay una estrategia para cada quien. Así que mira estas diferencias para que de ahora en adelante puedas definir qué tipo de estrategia de comunicación se identifica más contigo.

Diferencias entre un influencer y un emprendedor

El influencer quiere…

  • Crecer en seguidores
  • Dar su opinión en cuanto a productos y compartir experiencias
  • Atraer patrocinantes

El emprendedor quiere…

  • Crear relaciones
  • Solucionar problemas
  • Atraer clientes

El influencer invierte su energía en…

  • Publicaciones virales
  • Ganar seguidores
  • Patrocinio

El emprendedor invierte su energía en…

  • Marketing de contenido
  • Ganar leads
  • Ventas

El influencer está más enfocado en…

  • Crecer en audiencia
  • Obtener likes
  • Mantener su relevancia

Eres influencer o emprendedor

El emprendedor está en enfocado en…

  • Hacer crecer su negocio
  • Obtener leads
  • Servir y transformar vidas

Ahora bien, luego de que hayas identificado si quieres ser un influencer o un emprendedor, tu contenido debe reflejarlo.

Un emprendedor no necesariamente debe hacer post de lo que hace en su día a día, debe enfocarse en destacar sus productos o servicios, ser emprendedor es un estilo de vida que viene con una dinámica diferente.

Categorías
Comunicaciones

3 cosas que tu cliente NO quiere de ti

Los clientes son importantes, ellos tienen el papel protagónico en la película de cada negocio y, muchas veces su opinión es responsable de que tengas un final feliz o no. Pero más allá de la metáfora cinematográfica, los clientes vienen a ti porque tienen una necesidad que ser cubierta.

No importa si ofreces un producto o un servicio, el cliente necesita algo y tú eres la respuesta. Sin embargo, cuando de servicios se trata, hay algunas cosas que él no quiere y a esas cosas debes prestarle atención, tanto, como a aquellas que tu cliente sí está buscando.

Mira estas 3 cosas que el cliente NO quiere de ti:

  1. No quiere que tengas la razón. Buscar ayuda es un acto heroico porque para muchos no es fácil pedir auxilio, por lo tanto, el cliente que tú le digas que todo lo estás haciendo mal y y que del debe cambiarlo, no quiere que luches por convencerlo, simplemente no quiere que tengas razón en eso… aunque lo necesite. Así que busca la manera de presentarle los ajustes necesarios sin hacerlo sentir que tú tienes la razón en todo y que él está mal.
  2. No quiere estar solo. Si ya les da temor pedir ayuda, imagina entrar en un nuevo mundo sin nadie que te lleve de la mano. Ellos quieren que los acompañes durante el proceso, no quieren sentirse como extraños en su propio cuerpo. Recuerda que ya se siente un poco vulnerable por los cambios o ajustes que debe hacer.
  3. No quiere tu consejo. Un consejo lo da alguien que es ajeno y que está viendo todo desde afuera. El cliente quiere tu guía. Ofrecerle un plan paso a paso de lo que se va a hacer, es la mejor opción. Muéstrale que estás involucrado en el proceso, que lo harán juntos y que el resultado lo celebrarán ambos.

La alegría y satisfacción del cliente es el norte de todo negocio. Sin importar si el cliente es fácil o es el que te reta a ser mejor, quieres que tu cliente esté satisfecho y contento con lo que haces por él. 

Categorías
Comunicaciones

Cómo construir comunicación en un momento de crisis

Recientemente me encontré con un buen amigo que está pasando por unos momentos de tensión en su empresa. Uno de sus colaboradores, alguien que tiene influencia dentro del equipo tuvo que dejar la organización de manera repentina y definitiva.

Imagínense el impacto del resto de las personas, compañeros, equipo de trabajo, a quienes esa persona lidera, cuando llegaron a la empresa en la mañana y se consigan con que el jefe ya no está y no va a volver. ¿Qué pensarías tú?

Ante esta situación que de seguro genera un clima de crisis en la organización, te invito a que te hagas 3 preguntas para generar la comunicación que ellos necesitan:

  • ¿Qué necesitan saber?

Esto tiene que ver con el contenido. ¿Qué les vas a decir en el comunicado o en la reunión de personal? Probablemente ellos no necesiten saber por qué el jefe se fue, pero sí necesitan saber qué va a pasar con ellos, qué rumbo va a tomar la organización y si sus puestos de trabajo están en riesgo. La mejor manera de detener los rumores, los cuentos de pasillo y la crisis que se genera ante la incertidumbre es comunicando.

  • ¿Cuánto necesitan saber?

Responde a la cantidad de información que debe llegar a ellos. Es muy probable que no necesiten todos los detalles de lo ocurrido, pero sí lo suficiente para generarles confianza y tranquilidad. Cuidado con la información que des, no puede haber cabida a la mala interpretación de esta y así generar un caos mayor.

  • ¿Cuándo necesitan saberlo?

Es cuestión de oportunidad. Desde que el momento de crisis se genera debes conseguir rápidamente las respuestas porque inmediatamente las personas comienzan a hacerse preguntas entre ellos mismos y hasta con agentes externos. Por ello, debes ser ágil y rápido en dar las respuestas necesarias, emitir un comunicado, convocar una reunión de emergencia para darle un fin al caos.

Es muy importante que pienses en el ánimo y en el ambiente laboral de tu equipo de trabajo y de la organización, así que hazte estas preguntas para que combatas el rumor de pasillo y pongas fin a la crisis.

Categorías
Comunicaciones

Comunica con autenticidad

¿Te ha pasado que lees un artículo y aunque te pareció atrayente, no produce nada en ti? ¿O que entraste a una charla y el contenido es interesante, pero el orador no conecta con sus palabras y parece que su discurso esta como robotizado? Todo esto puede suceder porque le falta un ingrediente… la verdad.

Muchos textos en Internet son así, faltos de autenticidad y en muchos casos se debe a nuestro amigo el SEO, que nos ayuda mucho, pero que en algunos casos no permite mostrar la credibilidad, la creatividad y la audacia que se necesitan para no solo llegarle al lector, sino moverlo por dentro.

Es por ello, que te regalo estos consejos para que tu comunicación sea auténtica:

  • Mantente en crecimiento.

Crecer personalmente te hace ser tu mejor amigo y esa es la clave. Como comunicador, debes cuidarte tú y así podrás dar más a otros. Si eres orador, desarrollarte personalmente te ayudará a crear y mantener tus fortalezas y llevar tus debilidades a convertirse en fortalezas.

  • No seas controlador.

Todo se encuentra en constante movimiento, así que no pierdas tiempo y energía tratando de ser perfecto, el perfeccionismo es el enemigo de la autenticidad. Planifica tus presentaciones, comunicados, reuniones, etc. Practica cuando debas presentarte ante un público para que puedas fluir mejor.

  • Enamórate de tu tema.

Del tema que vayas a hablar o lo que sea que vayas a presentar, ámalo y busca la manera de que tenga el mismo efecto en tu audiencia, enamóralos. Enamórate para enamorar.

Comunica con autenticidad
  • Sé tú mismo.

No intentes copiar a nadie, ni a colegas ni mucho menos a la competencia. Sé auténtico, sé tú mismo, siéntete cómodo con quien eres y con lo que quieres comunicar. Puedes aprender de otros, pero siempre tendrás que ponerle tu propio estilo y adaptarlo a tu personalidad.

  • Ponle mente y corazón.

Usa tu conocimiento, tu mente para preparar tu material, pero no olvides ponerle corazón. Permite que tu corazón e intuición brillen también en tus comunicaciones. Escucha a tu voz interior y déjala llegar lejos.

Categorías
Comunicaciones

Reconfigura tu comunicación

Algunas empresas, equipos de trabajo y hasta una marca personal pueden luchar con su comunicación. Debes tomar en cuenta no solo lo que comunicas hacia afuera, sino hacia adentro también.

Es por ello, que preparar un plan de comunicación requiere de mucha atención, estudio, análisis y finalmente una estrategia, y todo eso en conjunto es lo que conocemos como comunicación estratégica.

A veces cuando no vemos avances o el resultado que deseamos, debemos hacer una reconfiguración, es decir, un plan de comunicación estratégica. 

¿Qué incluye la comunicación estratégica?

  • Enfoque en objetivos
  • Metodologías
  • Técnicas aplicadas
  • Seguimiento prospectivo de las principales tendencias sociales, políticas, económicas y tecnológicas

Algunos de los productos característicos de la comunicación estratégica son:

  • Planes Estratégicos
  • Programas Sectoriales
  • Extrapolación de Tendencias
  • Análisis de Impactos Cruzados
  • Ejercicios de Simulación
  • Pronóstico Tecnológico
  • Consultas Delphi
  • Issues Management
  • Analogías Históricas
  • Construcción de Escenarios
  • Talleres de Comunicación Estratégica, entre otros temas

comunicación estratégica

La comunicación estratégica beneficia a las empresas, equipos de trabajo y marcas de cierto grado de anticipación lo cual permite generar estrategia desde lo relacional y  dejando de lado las oposiciones simples para implementar procesos de permanente aprendizaje, adaptación, desarrollo y supervivencia ante la crisis o los cambios.

A través de la comunicación estratégica puedes llevar a tu empresa, equipo o marca de lo invisible a lo visible.

Categorías
Comunicaciones

La barrera más grande de la comunicación es…

Desde que estudiamos en el colegio nos hablan de la comunicación, sus elementos y las barreras. Y cuando de barreras se trata se desencadenan varios tipos y entre ellos hay muchos ejemplos.

Se habla de barreras físicas, culturales, semánticas, fisiológicas, psicológicas y administrativas, y toda esa información es válida e importante de conocer. Pero cuando nos vamos a la práctica, al día día, al trabajo en equipo hay una barrera que destaca… No escuchar.

Dicen por allí que la base de las relaciones es la comunicación y para eso es necesario saber escuchar, lo que implica también aprender a estar en silencio.

¿Te ha pasado que alguien está hablando contigo y tu mente está en otro lugar y al final cuando te preguntan algo o esperan de ti una respuesta no sabes qué decir? Pues le pasa a muchas personas, pero no te preocupes, se puede aprender cómo vencerlo.

Aquí te regalo unos tips para aprender a escuchar:

  1. No juzgues a la persona que te habla. Cuando juzgamos queremos rápidamente hacerlos cambiar de parecer e interrumpir su participación.
  2. No interrumpas. Permite que la otra persona termine de hablar, espera tu momento para participar.
  3. Mantén el hilo de la conversación. Una manera efectiva de hacer esto es haciendo preguntas acerca del mismo tema, eso los mantendrá interesados a todos y fluirá la conversación.
  4. Concéntrate. Pon todo de ti para que tu mente no vuele mientras te hablan, trata de eliminar cualquier distracción: apagar el celular o ubicarlo en un lugar lejos de ti, apagar el tv y hasta cerrar alguna ventana si escuchas mucho ruido que viene del exterior.
  5. Haz contacto visual. Mira a quien te habla directamente a los ojos, de esta forma entenderá que estás comprometido con lo que te está diciendo y sabe que puede esperar una respuesta tuya. 
  6. Asiente con tu cabeza. Esto los mantendrá a ambos concentrados y a sabiendas de que están en sintonía con la conversación.
  7. No cortes la inspiración de la otra persona. Ya habrá un tiempo para que tú participes, muchas intervenciones terminan naturalmente y es allí donde la otra persona comienza a hablar.
  8. Reformula las preguntas. Si te explicaron algo y no entendiste, busca la forma de volver a preguntar pero con un enfoque diferente que te permita entender lo que no pudiste con la primera explicación.
  9. Mantente atento al lenguaje corporal. Esto ayuda en ambo sentidos, a entender al que está hablando, pero también ayudará a dejar ver si como receptor estás interesado en la conversación.
  10. Entiende los objetivos o la intención. Saber por qué se lleva a cabo esta comunicación te ayudará a mantenerte atento en todo el proceso, qué objetivos se quieren lograr con ella, de esta manera podremos identificar las necesidades de quien nos habla.

Barreras de la comunicación

Te doy un consejo más: saber o aprender a escuchar es una virtud que te ayudará con tus relaciones personales o profesionales.

Categorías
Comunicaciones

5 consecuencias de la falta de comunicación en tu equipo de trabajo

Toda empresa tiene sus objetivos y metas por cumplir, para lograrlo debe existir una comunicación clara de cada una de estas metas y objetivos desde la cabeza y hacia cada uno de los miembros del equipo.

Cuando la comunicación falla o no hay ninguna en lo absoluto, entra el desorden, la desorganización y hasta el miedo.

Aquí te comparto 5 consecuencias de la falta de comunicación:

  • 1. Incumplimiento de objetivos. Por más evidente que sea, hay que mencionarla. Cuando los objetivos no se han compartido con todos los miembros del equipo, se genera confusión porque nos saben qué ruta o direcciones seguir. 
  • 2. Ambiente laboral tenso y negativo. Esto puede llevar a un clima laboral donde surjan división de bandos y competencias entre ellos. Por lo negativo del ambiente, puede haber sabotaje, frustración  y enojo.
  • 3. Desmotivación. La incertidumbre en los miembros del equipo puede afectar su ánimo y desmotivarlos. Esto a su vez, influye de forma considerable en el rendimiento, ya que se pierde el interés en el éxito de los proyectos.
  • 4. Deterioro de la eficiencia. Si como líder no comunicas bien las instrucciones o no transmites de manera clara los objetivos, los miembros del equipo no realizarán sus tareas correctamente. Cuando no hay una comunicación adecuada, comienzan a surgir errores constantemente que no siempre recaen sobre los hombros de los miembros del equipo.
  • 5. Insatisfacción de los clientes. Todos los conflictos internos se verán reflejados en el servicio que prestas. Los clientes comenzarán con algunas quejas y descontentos, pero a la larga, si la situación persiste puedes perder clientes. 

Recientemente leí que Peter Druker, el teórico del management por excelencia, dijo que el 60 % de los problemas en una empresa se deben a la mala comunicación que hay entre sus miembros.

Gran parte del éxito de tu equipo se debe a una buena comunicación.