Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Categorías
Comunicaciones

Un llamado a la acción

Los creadores de contenido implementamos una estrategia de marketing para que las personas, posibles clientes, tu audiencia o comunidad realicen una acción. Aunque suene redundante, realmente eso es lo que se quiere, se busca atraer a usuarios potenciales hasta convertirles en clientes finales por medio de la acción que le estamos indicando. Eso se conoce como: llamado a la acción.

Este llamado, también conocido como Call to Action (CTA en inglés) es muy común verlo en páginas web, contenido de redes sociales e inclusive en blogs. El propósito de un llamado a la acción es alentar a tu audiencia a responder con una o más acciones, incluidos hacer clic, publicar/reaccionar/compartir en las redes sociales, comentar o comprar un producto o servicio.

Alguien nos contactó para que le ayudáramos con la estrategia de comunicación para su empresa. Esta persona nos aseguraba que a pesar de haber invertido en el contenido, tenía muy poco retorno. Estaba consciente de que era un emprendimiento y de que estas cosas pueden llevar un poco de tiempo, pero en su interior sentía que algo faltaba. Por eso nos contactó.

Estuvimos revisando y metiéndonos de lleno dentro de sus comunicaciones y nos dimos cuenta que aunque sus textos o el contenido que estaban generando para redes y su página web era bueno, atrayente y bastante específico le faltaba algo… el CTA.

Un buen contenido por sí solo puede llevarte lejos, acompáñalo de buenas imágenes e irás más allá, pero se necesita una invitación a contactar, a conectar, por eso existen los call to action.

¿Quieres aprender a escribir un CTA? Haz clic aquí

Seguramente estas pisando la palabra aquí esperando que un hipervínculo te lleve a otro artículo, fue solo una broma. Pero eso es un llamado a la acción, es así como persuadimos a las personas a que hagan la acción que les indicamos. Si lo hacemos de manera que genere su interés y despierte su curiosidad , lo habremos hecho bien.

Aquí algunas cosas a considerar:

  1. Conoce a la audiencia. Siempre es importante saber a quién le escribimos y  para quién lo hacemos. Ambos son importantes porque debemos hablar como la marca/empresa/persona para generar confianza. Pero, también debemos hablarle a nuestro posible cliente y para ello es importante conocer quién es. 
  2. El tipo de CTA. Hay llamados a la acción para redes sociales, para artículos o blogs y también para páginas web. Dependiendo del tipo sabrás qué se ajusta mejor a la necesidad.
  3. Usa un lenguaje claro y sencillo. No puedes dar una instrucción y confundir a las personas, ellos necesitan saber exactamente qué hacer. Así que lo más importante es que escribamos algo claro y directo.
  4. Añade algún diferencial. Incluye algún elemento diferente o algo que motive a las personas a atender tu llamado.
  5. Asegúrate de que sea llamativo no solo por sus textos, sino por su diseño también. Que destaque del resto de la información siempre ayudará a que se vea en una primera ojeada.

Y sí, nuestro cliente comenzó a integrar CTA en su contenido y el cambio fue notorio.