Categorías
Comunicaciones

¿Cómo cumplir con un deadline cuando estás bloqueado?

Como escritores muchas veces no nos sentimos inspirados o pensamos que estamos bloqueados porque la musa se fue de paseo y no ha regresado. Y aunque esto parezca un chiste, no lo es.

Cuando tenemos una fecha de entrega o deadline es imperativo entregar el trabajo, tengas o no ganas de escribir, haya llegado la musa o no. No niego que puede ser difícil, pero nada es imposible.

En una oportunidad tuve que hacer un artículo para un blog de tecnología, una materia con la que no estaba muy familiarizado. Pero, yo debía entregar mi escrito en cuestión de horas y nada venía a mi mente. Leía y sentía que me enredaba y así pues es casi imposible escribir.

Hice lo que todo un valiente hace, me acosté a dormir unos 15 minutos, un micro sueño poderoso, y cuando me desperté, comencé a pensar acerca del blog y las ideas comenzaron a fluir. Nada como relajarte un poco y olvidarte de la presión para que mi amigo cerebro comenzara a hablarme.

Dicho esto, te voy a regalar algunos tips que me han funcionado cuando la fecha de entrega está pisándome los talones, sin necesidad de acostarte a dormir:

  1. Párate de la silla y da un paseo. Muchas veces solo estamos saturados de tanto leer. Sí, de leer porque para escribir sobre un tema, cualquier tema, casi siempre le anteceden horas y horas de lectura. Levántate de la silla, camina un poco, distrae tu mente y luego regresa a tu silla. Verás como despejar tu mente y estirar las piernas puede ayudarte.
  2. Ocúpate de otra cosa. Resuelve alguna otra tarea que también esté en tu lista de to do’s primero, el simple hecho de olvidarte de la presión del deadline te ayudará a fluir en tu escrito.
  3. Anímate y comienza. Si ya cumpliste los primeros dos pasos y aún estás luchando, date ánimo a ti mismo y motívate a escribir. El truco está en arrancar y verás cómo comienzan las ideas a venir y fluir. A veces el primer paso es el más duro, pero ese primer paso te asegura llegar a la meta.
  4. Usa las herramientas que la tecnología te ofrece. La Inteligencia Artificial es muy útil en los momentos de bloqueo porque funciona como un disparador de ideas. No quiere decir que permito que la IA haga el trabajo por mí, pero ciertamente me ayuda a comenzar, me activa secuencias de pensamiento que yo puedo desarrollar y así, completar la tarea.

¿Cuál es tu estrategia para hacer tu entrega a tiempo cuando estás bloqueado? Escríbeme  y hablemos.

Categorías
Comunicaciones

¿Cuál es tu rutina al escribir?

Como comunicador muchas personas me preguntan si tengo una rutina para escribir. 

Y la verdad es que sí, pero no sucedió por casualidad.

Cuando entré a los últimos años de la educación primaria, comencé a levantarme a las 5 a.m. a estudiar. Por supuesto que no me gustaba, pero mi madre me obligaba porque mis calificaciones no eran nada satisfactorias. 

Con el tiempo, asumí esa práctica como algo propio, y la he conservado hasta hoy. Definitivamente soy una morning person que tiene sus momentos de mayor creatividad y enfoque en las primeras horas del día.

No me cabe duda que identificar cuál es tu horario de mayor lucidez es indispensable para que construyas una rutina.

En mi podcast Comunicación Activa, he conversado con varios creativos, y todos coinciden en que la creatividad no es un asunto de musas ni de suerte, sino de disciplina. Y todas las disciplinas están sostenidas por los hábitos.

En fin, ¿qué hábitos debemos desarrollar como escritores o creadores de contenido? Aquí te digo los míos, tal vez coincidamos en algunos:

  1. Leer. Si quiero escribir bien y ganar vocabulario, debo leer mucho. Si tengo un cliente nuevo es necesario estudiar y leer sobre ese cliente, su empresa, y del tema con el que la agencia le presta servicios. Digamos, si es un planificador de bodas, debo empaparme de este tema para poder fluir al crear sus textos.
  2. Escribir. No voy a ser capaz de crear un contenido si no escribo. Aunque suene obvio o redundante, debo atreverme a escribir algunas líneas para poder ir creando y dejando que la creatividad fluya a través de mí.
  3. Quietud a mi alrededor. Me gusta escribir desde temprano, en la mañana me rinde más el tiempo. Es más fácil concentrarme si no hay ruidos fuertes o conversaciones muy altas a mi alrededor. Pero paradójicamente, funciono muy bien escribiendo en una cafetería o un parque. Cuando estoy tenso no fluyo igual.
  4. Una bebida. Si es temprano en la mañana prefiero un café. El agua no puede faltar en mi día a día, pero el café me llena de energía… y lo disfruto.
  5. Desconexión. Apago todas las notificaciones de mi celular —sin remordimiento—. Cuando me determino a escribir, separo ese tiempo para escribir, no para responder mensajes, revisar redes sociales, ver estados u otra cosa que consuma mi tiempo y enfoque. Cierro las demás ventanas del navegador y solo dejo las que pueda necesitar, algún diccionario, páginas del tema del que estoy escribiendo, etc.

Lo más importante que debes hacer para crear una rutina de escritura es escribir. El ejercicio metódico y calendarizado te permitirá descubrir tus mejores momentos, los mejores lugares y tus propios gustos como escritor.

Comienza hoy.