Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Categorías
Comunicaciones

Hábitos de un verdadero comunicador

Todas las personas tienen hábitos que van formando en sus vidas y muchas veces, esos hábitos los caracterizan y hasta ayudan a ser las personas que quieren llegar a ser.

Hablando de comunicadores, muchas personas me preguntan qué hábitos he adoptado para ejercer mi rol como comunicador, y aunque estoy muy abierto a compartirlo, debo aclarar que puede ser un tanto diferente para cada quien, pero posiblemente hayan algunas cosas que puedan coincidir.

Aquí te cuento:

  1. Leer. Todo comunicador debe crear el hábito de la lectura. La lectura nos ayuda a ejercitar la creatividad, nos llena de vocabulario, nos permite aprender cosas nuevas y hasta identificar algún estilo de preferencia.
  2. Escribir. No podemos dejar de escribir y algunos -como yo- lo hacemos a mano. No estoy en contra de la tecnología ni de escribir libremente en una computadora; pero escribir a mano me permite fluir y a su vez sentir lo que hago.
  3. Tomar apuntes. A donde quiera que vayamos, estamos tomando apuntes de lo que vemos, de algún texto o frase que alguien haya dicho, de ideas que se nos ocurren.
  4. Se prepara. No nos basta con haber estudiado en la universidad, seguimos estudiando y preparándonos en áreas que puedan complementar nuestra profesión u ocupación. De hecho, nos gusta continuar aprendiendo y preparándonos para poder comunicar mejor.
  5. Caminar con los cambios. Si bien es cierto que nuestra preparación inicial nos dio algunas bases, hoy en día la comunicación ha cambiado, evolucionado y expandido a lugares que antes no existían. Como comunicadores debemos asumirlo y aprender lo nuevo que se presente en el camino.
  6. Llevar una agenda. Esto nos permite tener orden y cubrir todas las responsabilidades que asumamos. Generalmente, hay cosas que debemos tener en cuenta o a la mano y esas siempre están escritas en un post-it y puestos en algún lugar visible para mí: el monitor de mi computadora, la portada de mi agenda, una esquina especial en mi pizarrón de ideas.
  7. Hablar. Un comunicador habla todo el tiempo, pero no lo hace por agobiar a los demás, es simplemente una necesidad que tenemos de comunicar. Algo que aprovecho de hacer cuando hablo es procurar edificar a las demás personas, no hablar por decir cualquier cosa, sino que lo que diga deje una huella, cambie la vida de alguien y agregue valor a sus vidas.

¿Cuáles de estos hábitos ya practicas y qué otros tienes en tu rutina? Te leo.