Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Categorías
Comunicaciones

Mira estos 8 consejos para “hablar” con tu cuerpo

El lenguaje corporal dice mucho. Leí una definición que me gustó y dice así: “es la forma más importante de la comunicación no verbal, ya que la expresión facial, los gestos y la postura corporal son la expresión más inmediata de nuestros sentimientos”.

Así como hay expresiones de nuestro cuerpo o cara que hacemos inconscientemente, también hay otras que podemos manejar, especialmente si nos encontramos en la oficina, en alguna reunión de equipo o con clientes.

Si eres un líder, todos los ojos estarán puestos en ti, por lo que puedes aprender a apoyar tus palabras con gestos que sean bien recibidos por los demás.

Mira estos consejos:

  1. Mantén una postura abierta y relajada. Esto te da una buena presencia. La cabeza recta, los hombros atrás y las rodillas ligeramente flexionadas.
  2. Sonríe. No una sonrisa fingida, sino una suave y genuina. Una sonrisa genuina muestra felicidad y es bien recibida.
  3. Entra en la misma sintonía de la otra persona. Este es un ejercicio de empatía. Reconoce los movimientos y tono de voz de la otra persona y emúlalos para mantener el ambiente libre de tensiones.
  4. Contacto visual. Siempre haz contacto visual, pero tampoco lo hagas por largo tiempo para no incomodar a la otra persona.
  5. Gira el cuerpo hacia la otra persona. Así le demuestras que tiene toda tu atención.
  6. Manos abiertas. Como no estás ocultando nada, tu manos pueden verse y mostrarse abiertas, eso dice que hablas con franqueza y honestidad.Otras interpretaciones del uso de las manos son: un puño cerrado habla de decisión, mientras que hablar con las manos apuntando al pecho denota que se trata de una experiencia personal.
  7. Asiente. Esta acción demuestra confianza y fortalece una opinión, ayuda a formar una conexión con el otro porque se ve que estás prestando atención.
  8. Si estás nervioso, trata de no demostrarlo. Esto lo logras al evitar los movimientos inquietos que denotan inseguridad.