Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Categorías
Comunicaciones

Cómo utilizar el storytelling para mejorar la comunicación

Desde tiempos inmemoriales, las historias han sido el medio fundamental para transmitir información, conectar emocionalmente con el público y dejar una impresión duradera. En el ámbito de las comunicaciones estratégicas, el storytelling se erige como una técnica poderosa para lograr una conexión genuina con la audiencia y mejorar la efectividad del mensaje.

Una de las principales razones por las que el storytelling es tan efectivo es por su capacidad para captar la atención. Las personas están naturalmente inclinadas a prestar atención a las narrativas interesantes y envolventes. Al incorporar elementos narrativos en la comunicación estratégica, se logra capturar la atención del público de manera más efectiva, manteniéndolos comprometidos con el mensaje que se quiere transmitir.

Además, el storytelling es una herramienta formidable para conectar emocionalmente con la audiencia. Las historias tienen el poder de evocar emociones, crear empatía y generar un impacto duradero en la memoria de las personas. Al utilizar historias relevantes y significativas, las marcas pueden establecer conexiones emocionales con su audiencia, lo que contribuye a construir relaciones más sólidas y duraderas.

Otro aspecto crucial del storytelling en la comunicación estratégica es su capacidad para simplificar mensajes complejos. A menudo, los conceptos complicados o datos abrumadores pueden resultar difíciles de comprender para el público en general. Sin embargo, al presentar estos conceptos dentro de una historia coherente y envolvente, se facilita la comprensión y retención de la información.

Es que el storytelling es una herramienta fundamental para mejorar la comunicación en el ámbito de las estrategias de comunicaciones estratégicas.

Incorporar el arte del storytelling en las estrategias de comunicación puede marcar una diferencia significativa en cómo se percibe y se recuerda un mensaje.

Si necesitas ayuda con tus comunicaciones, las de tu empresa o marca, envíanos un mensaje, ¡queremos escucharte!

Categorías
Comunicaciones

Te cuento una historia

Desde que somos pequeños nos cuentan historias. En las noches antes de dormir, en reuniones con amigos, en fiestas, viendo películas… en fin, hemos sido receptores de historias toda la vida. Y hoy, el contar una historia se ha convertido en una de las maneras de comunicar, lo conocemos como Storytelling.

Los creadores de contenido están adoptando un enfoque más efectivo al comunicar sus ideas y mensajes, buscando conectar emocionalmente con su audiencia y transformar sus vidas. Estos profesionales son conocidos como “profesionales de la emoción” debido al gran impacto emocional que genera su contenido en las personas. Este enfoque es altamente valorado en la construcción de relaciones entre valores y marcas.

¿Cuál es su objetivo?

El objetivo es conectar emocionalmente con el público a través de historias para transmitir un mensaje de forma efectiva. El público se identifica fácilmente con historias relacionadas a su vida, que les representen actos de superación, que presenten desafíos y perseverancia, y que estén bien contadas. Es la forma idónea para que el mensaje sea captado.

El storytelling funciona en dos planos:

  • Racional, que apunta a los procesos lógicos de las personas.
  • Instintivo, que abarca lo emocional del ser humano.

Aspectos a tener en cuenta antes de crear tu storytelling

  1. ¿Qué quieres contar? Define el tema de la historia con la que quieres conectar con los usuarios. Una recomendación es contar tus vivencias, estas siempre te ayudan con el engagement.
  2. ¿Cual es tu objetivo? Busca el momento adecuado para la historia que quieres contar, eso te ayudará a dejar huella en la audiencia porque tiene un propósito, un objetivo.
  3. ¿Quién interviene? Si le pones nombre y apellido, la historia será más atrayente a si lo haces desde el anonimato. Quien te vea, lea o escuche se va a sentir identificado con más facilidad.
  4. ¿A quién te vas a dirigir? Decide quién es tu público, mira cómo se comportan tus clientes en redes sociales.
  5. Fases de la historia. Mantén un hilo conductor en tu historia con una estructura definida. Cuenta tu cuento: presentación del relato y los personajes, introduce hechos, el momento cúspide o punto fuerte de la historia, resolución de las acciones secundarias y conclusión de la acción principal, moraleja y fin.

Ya sabes, cuenta una historia, así como yo te acabo de contar la mía.