Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Categorías
Comunicaciones

El silencio también comunica

Existe una frase popular que reza “El que calla otorga”, y ciertamente las personas cuando callan dicen muchas cosas, a veces hasta gritan. Es importante recalcar que todo comunica. Si bien es cierto que para que haya comunicación debe haber una respuesta de parte del receptor, su silencio puede decir muchas cosas.

Recientemente, mi equipo y yo estábamos haciendo un trabajo para un cliente y decidimos lanzar una encuesta en el e-mailing mensual para saber la opinión de cierto equipo de trabajo del cliente respecto a un tema de actualidad.

Después de hacer todo el trabajo, esperamos pacientemente un par de días para ver los resultados. Nuestra sorpresa fue grande al ver que no habían resultados. Nadie, absolutamente nadie había respondido. 

No solo nos impacta el que no haya habido respuestas, sino que ese silencio gritaba a todo pulmón varias cosas. 

Ese fue nuestro caso en particular, pero de manera general, el silencio también habla. Mencionemos algunas cosas que el silencio dice:

  1. Desinterés. Cuando las personas no están interesadas en una conversación, exposición, tema, libro… simplemente no dan respuesta. Puede que hayas entrado a un webinar con mucha emoción, pero si te das cuenta que el tema no tiene mucha relevancia para ti o para lo que haces, automáticamente comienzas a pensar en otras cosas, pierdes el interés y ya ni escuchas, ni respondes.
  2. Estrategia equivocada. Es posible que no haya respuesta en algunos casos porque la estrategia que aplicas para comunicar no es la adecuada. Muchas veces no recibimos una respuesta simplemente porque el mensaje no llegó a su receptor. Esto puede suceder porque no dijiste lo apropiado, o en un tono específico para esa audiencia o porque el canal que usaste no era el más idóneo.
  3. Temor. He escuchado que el temor paraliza y lo he visto suceder. A veces las personas temen que lo que digan no es lo correcto y por eso prefieren no hablar. 
  4. Pena o vergüenza. Si les da temor equivocarse cuando hablan, también sienten vergüenza por un posible error o por desconocimiento del tema. Mejor callar y no sentirse humillados por no tener dominio del tema.
  5. Ayuda. Aunque esto parezca fuera de contexto, muchas veces el silencio es un grito de ayuda. Hay personas que están atrapadas en sus propias situaciones y lo callan para no ser víctimas de señalamientos  y hasta despidos.

Como líderes debemos estar atentos a los silencios que puedan haber en nuestro equipo de trabajo. Si hay alguien en tu grupo que es muy callado, tomemos un tiempo para hablarle y ver a qué se debe su silencio, no vaya a ser que esté desinteresado y por eso el mensaje no esté llegando como debe ser.

Categorías
Comunicaciones

¿Por qué hablar en inglés en el trabajo?

Mientras más avanza la interconexión y la multiculturalidad en los equipos de trabajo, más incorporamos palabras en inglés a nuestra conversación diaria.

Además de que muchos nuestros amigos o colaboradores consumen contenido en inglés o tienen que hablarlo en sus dinámicas laborales, y eso hace que muchas palabras o expresiones estén en la punta de la lengua.

Por supuesto, hay quienes se quejan y toman esto como un agravio al castellano. Sienten que si incorporan a su vocabulario diario palabras en inglés le quitan vida a su idioma de nacimiento. 

Esta discusión, además de ser fútil, está muy lejos de terminar porque los ambientes de trabajo —y más con la escalada del trabajo remoto—siguen mezclando los idiomas. Ya usamos con mucha frecuencia palabras como stories, cast, KPIs, lunch, break, fashion, red flag, goal, target y un larguísimo etcétera.

La pregunta es, ¿esta práctica está mejorando la comunicación o no?

Más allá de si es moda o si va en detrimento del castellano, para efectos de una comunicación eficiente lo que importa es si se está logrando el objetivo.

Imaginemos una conferencia de marketing donde escuchemos el equivalente en español de palabras o expresiones como landing page, call to action, cookie, email, test, link, inbound, premium o spam. Pasaríamos la mitad de la conferencia distraídos buscando dónde encaja cada palabra y su significado.

La generación importa

Tampoco podemos pasar por alto el elemento generacional. Los baby boomers son menos tolerantes con las palabras en inglés u otro idioma. Por el contrario, los millennials consumen tanto contenido en inglés que hay traducciones al español que consideran irrespetuosas y baratas.

Para saber si la comunicación será eficiente hay que tomar en cuenta a la audiencia. Nuestro compromiso siempre debe ser con aquellos que recibirán el mensaje porque allí es dónde esperamos que ocurra la acción.

Así que si eres de los que está a favor o de los que está en contra, solo piensa en la audiencia a la que te diriges para comunicarte de manera efectiva, ya no es una cuestión de un gusto personal, sino de lo que mejor funcione para entregar el mensaje.

Categorías
Comunicaciones

Cinco cosas que no puedes descuidar cuando estás trabajando

Quedarse desempleado no es el fin del mundo, pero pudiera ocurrir que al día siguiente, cuando ya no tienes que ir a trabajar, te des cuenta que el mundo cambió.

Todos los trabajos que están en la industria del entretenimiento son extremadamente demandantes. Bajo la premisa de que el productor es el primero que llega y el último que se va, pasamos larguísimas jornadas metidos en los estudios y olvidamos que afuera transcurre una vida.

El golpe contra el muro de la realidad ocurre al día siguiente de renunciar o ser despedidos. Allí comenzamos a hacer un inventario de lo que tenemos y nos damos cuenta de que gozamos de mucho tiempo libre pero otras cosas se quedaron detenidas desde que tomamos el empleo anterior.

Estas son las cinco cosas que debes mantenerte haciendo cuando estás trabajando.

  • Dedica más tiempo a tu crecimiento

Suscríbete a medios especializados, sigue a cuentas de la industria, asiste a seminarios, conferencias, talleres o cursos que apunten a las áreas donde estás especializado o donde quieres crecer. Ya sabes, mientras estés empleado no vas a tener tiempo, pero si no lo haces, al quedarte sin trabajo y tener que actualizar tu CV, te vas a dar cuenta que tu último curso fue hace cinco años.

  • Cuida tus tiempos a solas

En caso de que no los tengas, cultiva el hábito de pasar tiempo a solas para estimular tu creatividad. Puede ser leyendo, meditando, escribiendo, haciendo ejercicio u otra cosa que te permita poner a tu cerebro a vibrar en una frecuencia diferente a la del trabajo.

  • Toma vacaciones

En una oportunidad pasé casi cuatro años en un trabajo donde nunca tomé vacaciones porque me engañé diciendo que no tenía tiempo. A los días de dejar ese trabajo caí en cuenta que todo seguía funcionando muy bien sin mí, o sea que sí pude haber tomado vacaciones y no hubiera sido una catástrofe. El burnout es real y la recuperación es más lenta de lo que crees. No te lo permitas.

  • Mantente actualizado sobre el mercado

La industria audiovisual y musical cambia tan rápido como lo hace la tecnología. Y además del cambio de formatos, terminologías y sistemas, también cambian las empresas. Procura mantenerte enterado de quién está liderando el sector, ratings, share, etc. Generalmente las empresas hacen sentir a sus trabajadores que si prestan atención a lo que hacen otros actores están siendo desleales pero ya conoces el dicho: No se puede tapar el Sol con un dedo.

  • Cultiva relaciones fuera de tus círculos del trabajo

Si toda tu vida social gira alrededor de los amigos que tienes en el trabajo, es probable que cuando salgas de la empresa también te quedes sin amigos. Sé que parece drástico, pero el asunto es que ellos van a seguir con el rush del que tu acabas de salir y ellos siguen sin tener tiempo para ti fuera del trabajo. Además, las relaciones que cultives pueden ser una fuente de posibles nuevos lugares para trabajar.

Cuatro de estas cinco cosas tienen implicaciones de tiempo, el único recurso que jamás podrás recuperar. Tómatelo en serio para que al final de cada etapa puedas ver hacia adelante con más optimismo.