Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Tengo mucho para decir… pero no sé cómo

A lo largo de mis años como comunicador me he cruzado con muchas personas que me han dicho esto: Tengo mucho para decir… pero no sé cómo. Créeme que es más común de lo que tú esperas, que te llenes de información y conocimientos, pero sin saber cómo transmitirla a otros.

Creo que aprendemos y nos preparamos, no solo para nuestro disfrute y uso personal, sino para poder agregar valor a otras personas, por eso, me dedico a ayudar a esos que no saben cómo decir todo lo que tienen para dar y edificar a otros.

Quiero decirte que no te preocupes, hay solución para tu situación, lo único que debes hacer es pedir ayuda y pedírsela a la persona correcta porque no se trata de comenzar a soltar cosas por soltarlas, necesitas una estrategia de comunicación.

¿Qué hacer para comunicar?

  1. Organízate. Antes de comenzar, debes poner tus ideas en un papel. Asegúrate de saber qué es lo que quieres comunicar, esto va a depender de tu área de negocio.
  2. Define tu objetivo. ¿Por qué quieres comunicar algo? ¿Cuál es el propósito? No hablemos por hablar, eso no nos va a traer resultado y probablemente no edifiques a otra persona, sino que puedes hasta confundirla. Sabiendo cuál es tu objetivo, podrás definir un plan para lograrlo.
  3. Define a tu audiencia. No tienes que llevar tus comunicaciones a donde todos las están llevando, dependiendo de tu objetivo y de tu audiencia, vas a saber a quién dirigirte y eso te permitirá escoger un lenguaje adecuado para ellos.
  4. Define tu canal. El medio de comunicación importa. Dependiendo de tu objetivo y de tu tipo de negocio, hay canales que se ajustan más que otros, así que encuentra el tuyo y sácale provecho. No solo existen las redes sociales y tampoco debes usarlas todas.
  5. Mide los resultados. Todo genera un resultado. Solo evaluándolos podemos saber si estamos alcanzando el objetivo o si debemos hacer algún ajuste. Estos se pueden ver en el período de tiempo que se ajuste a tu estrategia: semanal, quincenal, mensual o por un rango mayor de tiempo.

Aquí estoy para ayudarte a que digas lo que está dentro de ti, escríbeme y hablemos.